Tipos de Ataxias

Básicamente existen dos tipos de ataxias: las ataxias de herencia dominante, que tienen un inicio tardío, es decir en la edad adulta, después de los 25 años, y las ataxias infantiles.

El problema que plantean las ataxias de herencia dominanta es que normalmente aparecen cuando el individuo ya se ha reproducido y, por el hecho de ser dominantes, existe un riesgo para los hijos de un 50% de sufrir la enfermedad. O sea que el riesgo del hijo es del 50% y el padre o la madre no saben que están afectados hasta que ya se han reproducido. Y otro problema añadido que tiene es que al estar causada por mutaciones dinámicas presentan lo que se llama el fenómeno de la anticipación.

La más frecuente de las ataxias de inicio en la infancia es la ataxia de Friedreich. Existen otras ataxias infantiles pero todas ellas mucho menos frecuentes que la de Friedreich. Algunas tienen causa genética conocida y otras no.

Actualmente hay modelos de investigación para muchas ataxias (in vitro e in vivo) a través de los cuales se está intentando conocer cuál es la función de la proteína mutada, resultado de la expresión del gen alterado. Es diferente en la ataxia de Friedreich que en las dominantes. En las dominantes, la expansión del trinucleótido dentro del gen produce una proteína que tiene una secuencia de poliglutaminas más larga de lo normal y esto tiene una función tóxica para tipos muy específicos de neuronas. Y para cada subtipo de ataxia dominante hay una proteína específica alterada. Cada una de ellas tiene el mismo tipo de mutación (una expansión CAG) pero en genes distintos, y después cada una de estas proteínas produce la muerte neuronal de un tipo neurológico diferente. De manera que la afección neurológica varía de una a otra.

 

“Ataxias de herencia dominante”

 

Las ataxias hereditarias de aparición tardía constituyen un grupo de enfermedades neurodegenerativas caracterizadas por un transtorno de la coordinación motora por patología cerebelosa o espinocerebelosa, siendo la ataxia de la marcha el signo más característico, además de ser su principal forma de comienzo. Su incidencia se estima en 5X10EXP(-5). El inicio semiológico comprende desde los 15 a los 70 años, soliendo debutar en la década de los 30 ó 40. Neuropatológicamente se observa atrofia y pérdida neuronal en areas y centros grises de la corteza cerebelar (células de Purkinje), tronco encefálico, ganglios basales y médula (OPCA, atrofias olivo ponto cerebelosas).

La clasificación más aceptada ha resultado ser la propuesta por A Harding (1983) que situa tres grupos fundamentales denominados ADCA tipos I-III. ADCAI incluye el grupo clínicamente más heterogéneo, en el que junto a la ataxia de la marcha se citan otras características adicionales como disartria, disfagia, oftalmoplejía, atrofia óptica, amiotrofia, demencia, distonía, temblor, rigidez, espasticidad, neuronopatía etc…. Constituye el grupo más prevalente de los tres. ADCAII recoge los casos en el que se añade la degeneración retiniana (retinitis pigmentosa) y macular, con atrofia óptica y pérdida de la agudeza visual o ceguera. ADCAIII se refiere al grupo en el que la ataxia de la marcha destacaría como signo progresivo y supuestamente único (“ataxia pura”).

El síndrome atáxico hereditario comparte una etiología genética común consistente en un aumento del número de repeticiones de una secuencia genómica (CAG)n, característica de todos los genes responsables de estas enfermedades descritos hasta ahora. Dicha secuencia nucleotídica está ubicada en todos los casos en regiones exónicas y codifica para secuencias peptídicas de poliglutaminas. Los individuos enfermos presentan uno de los alelos del gen con la referida mutación y la transmiten a la mitad de sus descendientes. Es especialmente característico que dicha secuencia pueda aumentar de tamaño generación trás generación, expandiéndose así progresivamente, por lo que se habla de “mutaciones expansivas dinámicas”. De ese modo, en las ADCAI se han aislado los genes SCA1 en 6p22-23; SCA2 en 12q24 y SCA3/MJD (enfermedad de Machado-Joseph) en 14q32.1; además el grupo incluye el loci SCA4 en 16q22.1 (una forma con neuronopatía periférica), cuyo gen aún no se ha clonado. En las ADCAII se ha clonado el gen SCA7 en 3p14-p21 y en las ADCAIII se citan los loci SCA5 en 11cen, en el que el gen todavía no se ha aislado y SCA6 en 19p13. Otra forma relacionada de ataxia que también presenta expansiones CAG es la atrofia dentato-rubro-pálido-Luisiana (DRPLA).

 

“Ataxia de Friedreich”

La Ataxia de Friedreich es una enfermedad recesiva autonómica, por lo que el paciente ha de heredar dos genes afectados, uno de cada uno de los padres, para que la enfermedad se desarrolle. Una persona que tiene sólo una copia anormal de un gen para una enfermedad genética recesiva, tal como es la ataxia de Friedreich se denomina portador. Un portador no adquirirá la enfermedad pero podría transmitir el gen afectado a sus hijos. Si ambos padres son portadores del gen de la Ataxia de Friedreich, sus hijos tendrán un 25% de posibilidades de contraer la enfermedad y un 50% de posibilidades de heredar un gen anormal que ellos, a su vez, podrían pasar a sus hijos. Aproximadamente 1 de cada 90 norteamericanos de origen europeo llevan el gen afectado.

Los seres humanos tienen dos copias de cada gen uno heredado de la madre y otro del padre. Los genes están situados en lugares concretos en cada uno de los 46 cromosomas del individuo, que son cadenas de ADN (DNA) en forma de espiral apretadas que contienen millones de productos químicos llamados bases. Estas bases – adenina, timina, citosina y guanina – se llaman en forma abreviada A, T, C y G. Ciertas bases siempre se “aparean” (A con T; C con G) y combinaciones diferentes de pares de base se unen en juegos de tres para formar mensajes codificados.

Estos mensajes codificados son “recetas” para fabricar aminoácidos, los elementos de construcción de proteínas. Las proteínas constituyen las células, los tejidos y los enzimas especializados que nuestros cuerpos necesitan para funcionar normalmente. La proteína que se ve alterada en la Ataxia de Friedreich se llama frataxina.